Categorías
Relato

Se dejó

tumblr_nsz9taThFo1rsuch2o1_540Así como lo encontré lo dejé, pero dentro de mi pieza. Encajaba justo en el living y no bloqueaba el paso ni la mente. Destartalado, descascarándosele la pintura negra que no combinaba con el día, ni con las cortinas, posaba mudo e inmóvil.

Aunque era simplemente un mueble, y los muebles no hablan ni caminan, su inclinación daba la fantástica sensación de que si éste se lo propusiera, lo haría. ¡Parecía querer irse corriendo! Pero no se lo permití porque le proporcioné uno de los más grandes inventos de la historia, una cuña, y no volví a sentirme dejado por esta vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s